Entrevista a Lina Galán

Lina Galán

Hola Lina. Por fin ha llegado la hora de la famosa entrevista que llevo queriendo hacerte desde que pensé en crear un blog. 

Empezamos;

Tienes quince novelas en el mercado. ¿Qué sientes al ver que tu sueño de publicar se está haciendo realidad?

Si te digo la verdad, a día de hoy todavía no acabo de creerlo. ¿Y sabes por qué? Porque nunca llegué a tener ese sueño. Únicamente me gustaba mucho leer y, un día, descubrí Amazon y la autopublicación. Me puse a escribir una historia y probé. Ni siquiera imaginé que la gente me leería o que yo continuaría escribiendo y publicando. Mucho menos que lo haría con una gran editorial como Planeta. Y todavía menos con cuarenta y… muchos años.

 

¿Qué te inspiró a querer compartir tus historias?

Fue un arrebato. Lo digo en serio. Un día, sin más, me senté delante de un ordenador que no sabía ni cómo funcionaba, y me puse a escribir. Pensé que, con todo lo que había leído, con todo lo que había vivido, podía seguir el consejo de mi marido, que fue el que siempre me animó a hacerlo porque decía que tenía un don y creía en mí. Como ya he dicho, al descubrir Amazon, quise probar.

 

¿Cuál de todas las que has escrito es tu favorita?

Imposible contestarte. Nunca podría elegir una, ni dos ni tres. Todas y cada una de ellas llevan un pedacito de mí y las he escrito con todo mi cariño.

 

¿Qué quieres transmitir a todos tus lectores?

Más o menos lo que yo he sentido siempre al leer novelas románticas: pasar un buen rato, evadirme, olvidar por unos momentos la rutina, reír, llorar, amar, odiar… Aunque, si consigo, simplemente, entretener, me doy por satisfecha. Creo que no hay nada más relajante en tu tiempo libre que sumirse en una entretenida lectura.

 

Háblame de tu última novela y por supuesto, de las que mejor sabor de boca te han dejado.

“El impostor” es mi última novela publicada. Por primera vez, ambiento una historia fuera de las fronteras españolas, en concreto, en Nueva York y Canadá. Es una historia muy romántica, creo que con un toque diferente a otras que he escrito, pero que, como siempre, intento que contenga varios ingredientes aparte del amor, como traición, venganza, una pizca de humor, su punto de drama y un toque de intriga. Disfruté mucho escribiéndola porque me gustan los giros dramáticos. Soy una dramática, qué le voy a hacer.

 

¿Cuál es tu ritual de escritura? ¿Tienes alguna manía en particular?

Lo primero que intento y casi siempre consigo es dedicarle un tiempo cada día. Ya sean horas o diez minutos, me pongo frente al ordenador. Si puedo escribir mucho, perfecto; si no puedo más que repasar lo escrito del día anterior porque tengo que irme, pues también. Pero hago lo posible para que no pase ni un día sin escribir.

En cuanto a manías, simplemente silencio y tranquilidad. No me concentro con música, a pesar de que algunas compañeras me lo han recomendado. Tengo mi rinconcito con mi ordenador, mi lámpara, mis libretas, mis bolis… y a teclear.

 

¿Cuáles son tus autores preferidos y que recomendarías leer?

Tengo bastantes autores que me gustan y además de diferentes géneros. Por mencionar a algunos y muy variados: Carlos Ruiz Zafón, Alberto Vázquez Figueroa, Agatha Christie, Ken Follet, Noah Gordon, Barbara Wood, Linda Howard…

Recomendaría leer de todo, siempre y cuando sea lo que te guste, como siempre he hecho yo. Aunque no lo creas, no empecé a leer género romántico hasta hace pocos años. Siempre fui fiel lectora de Agatha Christie, del misterio y del thriller en general.

 

¿Cómo concilias tu vida laboral con la personal y familiar?

Como puedo. Sobre todo, se necesita organización, ponerse horarios y no supeditar la escritura a otras cosas. Es cierto que a veces la familia y las obligaciones nos lo ponen muy difícil, pero, en mi caso, mis hijos ya son mayores y me ayudan lo que pueden.

 

Escribir no es fácil, así que… ¿Qué consejos les darías a todo aquel que quisiera empezar la aventura de ser escritor?

Pues no, no es fácil, a pesar de que haya quien lo piense. Porque escribir no es sólo encadenar palabras, es concebir una historia que atrape al lector, crear unos personajes creíbles, una atmósfera envolvente, una trama atrayente…

Así que, al que quiera empezar esta apasionante aventura de ser escritor, le aconsejaría, primero, seguir leyendo mucho. Después, someterse a una constante autocrítica, para no dejar nunca de aprender, de mejorar. Porque, en la escritura, la formación no termina nunca.

Puedes seguirla pinchando en los iconos y ¡Listo!

 

5/5
5/5
5/5
5/5
5/5
5/5
5/5
5/5
5/5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *