Blog,  Personal

El papel que quiero ocupar…

El otro día, mi hijo de diez años en medio de una comida familiar (celebrábamos el cumpleaños de mi marido) intervino en una conversación que estábamos manteniendo los mayores sobre las vacaciones.
Dije —¡Qué ganas de tener vacaciones! —Aunque no solemos irnos de vacaciones por el tema dinero.
Ganas, tengo. ¡Y muchas!
Pues atención:
Mi hijo suelta. —Mami, pero que dices, tu siempre estás de vacaciones.
¿Peeerdona?
Vacaciones ¿yo?
Ahora me entero.
Desde que mis hijos son pequeños, siempre les he mostrado, que trabajar dentro de casa, es trabajar también, ya sea limpiando, cocinando o sentarme a escribir tras ocuparme de la casa, durante un rato por la tarde.
Me quedé con la boca abierta y empecé a replantearme, el papel que estoy adquiriendo.
Lo mismo es culpa mía, que siempre estoy diciendo que no tengo trabajo, que a ver si hubiera suerte y me saliera algo en lo que pudiese seguir ocupándome de la casa y los niños… e incluso de mi misma.
Lo siento, mi enfermedad me tiene un poco atrapada y no es fácil tener la agilidad y la energía suficiente para tener un día en el que no me note cansada como si hubiera estado corriendo.
Entre todos los que estábamos, bueno, entre mi suegro, mi suegra y mi cuñada dijeron —No Iván, la casa tiene mucho trabajo y mamá, está todo el día de vacaciones. ¿Qué haces cuando llegas del cole, o cuando vas a dormir? Porque mamá no para, ya sea lunes o domingo, esté mala o no.
Mi marido es cierto que ni abrió la boca, lo mismo le pregunto ahora y ni él recuerda el comentario del niño, pero…
¿Esto solo es por tema casa, o sociedad?
Mi marido ayuda en casa, friega los platos… me ayuda a tender la ropa, recoge siempre el baño después de la ducha… E incluso en ocasiones, se ha encargado de hacer la comida, algo fácil, eso sí, pero colabora.
Y además, he tratado de educarles, ellos arregla su habitación, colocan su ropa cuando la recojo del tendero, quitan y ponen la mesa, incluso quitan mi plato si ven que he terminado.
¿Entonces?
¿Qué papel ocupamos las madres que trabajan desde casa (escribir y ocuparse de los niños, de la limpieza, comida…) en la actualidad?
He de decir, que no es la primera vez que escucho un comentario como ese, mi hijo el mayor, también en ocasiones me ha echado en cara que yo en casa hago lo que quiero y que estoy como quiero. Fue entonces cuando decidí que ya era hora de que cada uno empezara a colaborar y ayudar en casa, que para eso vivimos todos aquí y todos ensuciamos.
Y a vosotros, ya seáis padres o madres que estéis en casa ¿alguna vez habéis oído algún comentario de ese tipo?
¿Cómo reaccionasteis? ¿Qué respondisteis? ¿Quién os lo dijo?

Me gusta juntar palabras y crear significados que pongan la piel de gallina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *