Sin categoría

Últimas reflexiones del año.

Holis!

Cuanto tiempo! No os preocupéis, estoy de mudanza y de ahí mi desaparición esporádica.

Aviso; estoy escribiendo desde el móvil y aunque voy a repasar lo escrito unas mil dos veces, espero que mi señor móvil traicionero, no haga de las suyas, si es así, pido disculpas de ante mano.

Son las ocho de la noche, hace un frío de mil demonios y después de casi veinticinco días, por fin estoy en el sofá en plan, ya está todo hecho.

No hemos parado y aún no hemos terminado la mudanza, pero me he plantado con lo que queda y lo siento amor mío (mi marido) pero te toca.

En estos días me he forzado demasiado y mi brazo derecho, el que casi no he podido mover, ni siquiera hacer una lista de la compra, me está avisando de lo bruta que he sido. Casi me hago la mudanza entera, con eso lo digo todo. He tenido ayuda, por supuesto, Aurori y Luci han estado ahí y mis hijos, el mayor por ser más grande y tener más fuerza, y el peque porque no le ha quedado de otra, aun así ha puesto su granito de arena aunque solo haya sido para preguntar y preguntar hahaha.

Mi pensamiento de hoy, era ponerme a leer en el sofá junto a Luna. Pero me he dicho ¿Y porqué no vemos una peli los tres juntos?

He comprado chuches y al llegar a casa, he terminado de colocar y tender la lavadora.

Cuando me he sentado, arropado, en silencio, si, ese bonito silencio de paz, mientras buscaba la peli… y buscaba… y rebuscaba… me he dado cuenta de que no la tenía.

Debe estar en la otra casa.

He mirado a mis hijos, ellos ya me estaban mirando a mí y me he sentido un poco idiota por no haberme dado cuenta de ello antes.

Pero sht! Que no pasa nada. Mis hijos se han comido las chuches igualmente y nos hemos terminado riendo. Y ahora que estoy en el sofá, con la lámpara de sal deslumbrando con esa luz tenue… que relaja, me ha hecho pensar en las típicas listas que nos proponemos una y otra vez sin llegar nunca a cumplir entera.

Para el año que viene, tengo clarísimo una cosa.

VIVIR.

Vivir con lo bueno y lo malo que me deparará el día de mañana.

Vivir con mis inseguridades a la hora de escribir esa novela a la que no he podido tocar lo que me hubiese gustado pero que prometo que empezaré hacer a la de YA!

Vivir y aprender a vivir con esos dolores que me dan los buenos días, buenas tardes y buenas noches.

A vivir con la adolescencia de mi hijo que tanto me preocupa a veces, sintiéndome bloqueada por no saber que hacer.

Vivir experiencias, momentos, risas, lágrimas, enfados, emociones.

Vivir es un asunto urgente y no una broma.

Mi reflexión de hoy.

¿Por qué no vivimos estando vivos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s