• Blog

    El peor día de mi vida…

    Acababa de prepararme un café, ni siquiera le había dado el primer sorbo y hablaba con Lina, mi mejor amiga, mi cuñada y con mi marido por vía WhatsApp. También había abierto el archivo para seguir escribiendo la novela. Recuerdo con exactitud, decirle a Lina. “Hoy será un gran día, me lo voy a comer” y casi, el día termina comiéndome a mí. Como todas las mañanas, me levanté, preparé el desayuno, me despedí de mi hijo el mayor que iba hacia el instituto y a las 9,00h, llevé al pequeño al colegio. Al volver, hablaba con mi amiga Miri, decíamos de quedar esa semana para hablar de nuestras cosas…