Adicta a pensar

coffee-2354885_1920¿Eres capaz de estar sin pensar durante cinco minutos? Yo no, bueno, si me lo propongo centrándome en la respiración, puede que sí,  pero aún así, cuando me quiero dar cuenta me estoy yendo por los cerros de Úbeda.

Ayer tuve una clase de Mindfulness, sí, como Laura, la protagonista de nunca salgas de mi vida.

Se habló, de que todo el mundo es adicto a pensar, sobretodo a rumiar. Realmente somos lo que pensamos. Si una persona solo piensa en cosas alegres y acepta lo malo de alguna forma, es una persona “optimista” si otra, piensa solo en cosas negativas es “pesimista” ¿Estáis conmigo?

Está claro, que debemos pensar en todo, para poder hacer bien las cosas, la mayoría de la gente peca por no pensar antes de actuar, pero una cosa es pensar para un momento preciso y otra, es estar todo el día pensando en una cosa… en otra… en lo que pasó hace un año, en lo que puede pasar dentro de dos semanas… etc.

Ay veces, en que lo primero que hacemos nada más abrir los ojos, es en lo que tenemos que hacer hoy, aunque realmente, en lo que menos pensamos es en lo que tenemos que hacer, sino en lo que no nos dará tiempo a hacer, o pensar sin parar en algo que nos preocupa, que por mucho que no podamos hacer nada, no podemos evitar pensar, ¿verdad? Pues sí, si que podemos dejar de pensar.

En fin… que solo sabemos, o solo sé, mejor dicho, pensar y pensar y solo pensar.

Me considero, a pesar de todas las dificultades que se ponen en mi camino, que soy optimista. Qué irónia, casi todos los pesimistas se basan solo en lo que piensan y nunca por las experiencias.

En fin…

Hoy el día amaneció gris, me encantan estos días, me incitan a sofá, manta, libro, ordenador y disfrutar de la tranquilidad, (aunque tener dos hijos, uno de 12 y otro de 8 años, no te lo permitan, se pasan el día peleando, ¿alguien sabe si hay por ahí algún libro de instrucciones? Ay, Dios mío. Me parezco a mi madre suspirando.

Son varios proyectos en los que ando metida y estoy muy contenta, aunque me falten horas para poder hacerlo todo a la vez. Está mi novela, el blog, la página. Estoy ayudando a una pedazo de escritora (aunque ella está convencida de que no) con su novela, que no os podéis imaginar, lo que fue para mi que ella confiara en mí, ya no solo como escritora, sino como persona. Este tiempo me ha hecho conocerla más a fondo y me encanta está profesión que me rodea de gente tan buena y humilde. Porque os voy a confesar una cosa, lamentablemente, imagino que como en todas partes, casi todo el mundo carece de humildad. El ingrediente que se necesita para hacer de este mundo algo mejor.

Y bueno, os dejo, que mis churumbeles no me dejan tranquila. Voy a hacer de madre sargento a ver si consigo que me respeten, ea.

Un besote!!

Coral.

PD: Acabo de darme cuenta al leerme, que me disperso como la niebla. Ja, pero no voy a mejorar lo escrito, y que en la vida real, soy tal cual. Ahora sí, un besazo.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s